ACERCA DEL PROYECTO SMART GREEN INSECT

ANTECEDENTES

La cría y transformación del insecto, es el nuevo mercado del S. XXI. En el año 2050 la población humana llegará a los 9 mil millones de personas y las necesidades de proteínas para alimentar a toda esa población se incrementarán en más de 70%, haciendo que los sistemas actuales de producción y transformación de alimentos sea totalmente insuficiente y alarmantemente ineficiente para atender la demanda mundial.

Organismos supranacionales como la FAO, ONU, COMISIÓN EUROPEA están realizando campañas de concienciación ante la necesidad de desarrollar modelos alternativos y respetuosos con el medio ambiente para obtención de alimentos. Entre las alternativas propuestas destacan los insectos, considerados ya como Nobel FOOD. Actualmente el mercado europeo de los insectos se halla concentrado en un 80% en el norte de Europa, pero es precisamente en el sur de Europa donde mayor potencial de crecimiento tiene, al ser una zona con gran producción de subproductos vegetales, alimento ideal para la cría de insectos.

ACCIONES

Los insectos son un modelo ecosostenible circular con mínimo consumo de recursos y sin generación de residuos en el que valorizando el subproducto vegetal generado por la industria de la alimentación, agricultores y cooperativas agrícolas obtenemos 2 productos acerca de los cuales en este proyecto queremos validar 2 hipótesis de trabajo innovadoras.

El proyecto Smart Green Insects plantea un trabajo de innovación sobre la obtención de dos nuevos productos procedentes de la insecticultura utilizando para ello un sistema de producción innovador en Europa con bioreactores automatizados.

El primer producto que obtenemos es un fertilizante orgánico (sin agentes químicos) que queremos desarrollar como bioestimulante/potenciador del crecimiento de plantas y cultivos, incorporando la quitina obtenida del insecto en las distintas mudas de piel como base del mismo.

El segundo producto obtenido es una harina rica en proteína (hasta 70%) de la que queremos probar propiedades funcionales contra enfermedades metabólicas (obesidad, colesterol, diabetes) cómo refuerzo del sistema inmune y potenciado de la microbiota intestinal.

Todo ello, mediante un sistema automatizado criando el insecto en reactores (primera vez que se usaría en Europa) comparándolo VS sistema tradicional.

A su vez, consideramos que el enfoque del trabajo nos permite incidir en el desarrollo de una propuesta demostrativa sobre el futuro de la insecticultura en Navarra que sirva de palanca para el cambio de modelo productivo en la generación de proteína y otros productos de valor.

De esta forma, el proyecto refuerza esta propuesta de innovación territorial y diversificación productiva, habilitando un sistema planificado de demostrativos que servirán para difundir y realizar la transferencia sectorial de este nuevo sistema en Navarra. Esta estrategia la basaremos en un sistema bottom up, donde el agricultor socio del proyecto, implementará una pequeña planta piloto demostrativa para demostrar y testar  el manejo , la técnica y las posibilidades de gestión con diversos insectos para el trabajo en otras lineas demostrativas que pueden servir de inspiración a nuevos proyectos, como la biodegradación de subproductos vegetales y animales de todo tipo e incluso la biodegradación de plásticos y otros materiales de difícil gestión como la lana , con un elevado problema ambiental para el sector agropcuario.

Este proyecto innovador puede suponer la generación de propuestas de nuevas funcionalidades sostenibles en la insecticultura, nuevas oportunidades de empleabilidad en el medio rural a través de  una actividad con  gran potencial económico, comercial y social:

  • Actividad especialmente sencilla, de baja inversión y gran rendimiento
  • Idónea para jóvenes emprendedores y mujeres en el ámbito rural.
  • Con alto potencial de aprovechamiento de los subproductos y residuos no alimentarios para la generación de gran valor (proteína, fertilizantes, piensos, aditivos, bio- plásticos, etc).
  • Capaz de eliminar purines y otros residuos ganaderos e industriales contaminantes y su conversión en proteína que puede ser consumida por la misma cabaña porcina, avícola (economía circular).
  • Eliminación de algunos tipos de plásticos no reutilizables.